Pacto de Paz de la Oposición

 La historia de este país, quiero creer, no ha visto una campaña política tan desarticulada, tan poco cautivadora, insípida, tan flaca de ideas y propuestas claras, y si las hay, entonces el problema viene por otro lado.  El hecho es que, a pesar de que vivimos en un momento donde la información nunca había estado tan disponible y no habían maneras tan fáciles y económicas de comunicarnos con gran parte de nuestra ciudadanía, pocos se sienten atraídos por la oferta política, la hostilidad que se ha generado nos ha convertido en ciudadanos a “regañadientes”.costa-rica-grunge-bandera_19-134135

Vivimos una triste época de grandes ausencias. La ausencia que más nos duele es la de un liderazgo claro, contundente y bien encausado. Sin embargo, yo soy fiel creyente de que una ausencia siempre es una oportunidad para innovar y abrir campos para nuevas “formas de hacer”. Es simple y casi obvio. La indiscutible tarea de los partidos políticos de verdadera oposición es conformar en una fuerza de oposición coherente, robusta, bien estructurada para que en un eventual gane de uno de esos partidos políticos los otros  puedan apoyar y articular un gobierno histórico y devolverle la forma de país a Costa Rica.

No estoy descubriendo el agua tibia. Ya lo habían intentado un grupo de buenos y buenas ciudadanas. No funcionó. Sin embargo, el espíritu no cambia, si la intención de los candidatos de oposición es sincera su deber sería llamar a sus bases y líderes y detener el ataque entre la oposición, paralizar el resquebrajamiento de la fuerza de oposición por la oposición misma. Divide et impera reza la vieja estrategia política. Pues he aquí un ejemplo.

Pero, yo soy más ambiciosa, aún sueño, con los ojos bien abiertos, que esa oposición se una y llame a hacer un solo voto por un gobierno de rescate nacional. Estamos a tiempo, no nos convirtamos en esa generación “que pudo” cambiar el rumbo del país.  Sin embargo, si esto no es posible, lo mínimo que pueden hacer los partidos políticos es cesar el bombardeo de ataque. Somos los mismos. Yo me he sentado con ustedes en la misma mesa desde el movimiento social y hemos llegado a consensos. Hasta hemos compartido un cafecito. Hemos marchado en las mismas calles por las mismas luchas. Amamos cosas distintas de este país, pero lo amamos. Queremos ver que la injusticia acabe, nos hemos dado las manos en las calles, hemos sentido miedo y desesperación. Somos de los mismos barrios, todos tenemos esas historias que nos han conmovido a trabajar por el país. Nos hemos quedado sin trabajo. Nos hemos enfermado. Nuestro corazón ha dicho “No” ante los atropellos del gobierno. Pero también hemos dicho “Sí”. Hemos puesto las manos al servicio del otro. Nos han dañado. Nos han ofendido, nos han llamado “comunistas”, pero lo  cierto es que casi todos los disidentes hemos pasado por el banquillo de los acusados por el sencillo crimen de ser “comunista”. Así como ven, somos muy parecidos, queremos lo mismo para Costa Rica, no está de más pedir paz en tiempos de tanto odio. No está de más, pensar primero en patria y luego en partido. Y, ciertamente, nunca estará de más apostarle siempre a la buena fe y no a las malas intensiones.

Advertisements

2 thoughts on “Pacto de Paz de la Oposición

  1. pero por que solo la oposición?, no seria mejor llamar a todos? si quieren de verdad paz deveria ser con todos los que vamos en este barco llamado Costa Rica, no le parece?

  2. No puede ser más pertinente y atinente este llamado al que me uno y me comprometo a seguir luchando sin atacar a ningún partido de verdadera oposición. La unidad una vez que triunfe alguno de los partidos para sacar a los neoliberales del poder. Marlon Salazar que me antecede pregunta ¿por qué solo la oposición? y tiene razón, el barco es uno y se llama Costa Rica, pero es muy difícil trabajar con quienes se empeñan en hundirlo… cuando vean que el cambio es positivo y decidan que no es tirando al mar a la mitad de la población y quitar la comida a la otra mitad y hacerle huecos al barco (llamados aperturas), entonces los incorporamos a la lucha… con lo mal que se han portado, ¡no hay manera!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s