El fino arte de enfrentarse a una misma.

English Version

AACOG Promotes Government Transparency in Costa Rica through Department of State Exchange

Estamos hechos de nuestros miedos y fracasos. Somos el resultado de la  extraña combinación del caos de la vida diaria y cómo todos los posibles destinos del sobrevenir del mundo chocan con nuestro camino. Mis últimos dos años han sido una recolección de fracasos, de verle la cara al miedo frente a frente, aprender a vivir con él en la misma habitación y convertirlo en mi fortaleza. Perdí un sueño o al menos una manera de lograrlo, no tuve trabajo, perdí mi autoestima, perdí una relación… Sin embargo, aprendí a manejar el Arte de Perder*. Pierde algo todos los días, dice Bishop. Esto no es digno de reconocimiento, es simplemente lo que nos toca hacer. Hacerle frente a la vida es tan obligatorio como respirar.

En el último mes nunca me había salido de tantas zonas de confort y solo para que todo tuviera lógica surgieron nuevos miedos. Todos deberíamos tener una habitación donde coleccionamos los miedos perdidos y una pared donde llevamos el conteo de las veces que vencimos al fracaso.

New Orleans, LA
New Orleans, LA

Empecé a trabajar como Especilista en Asuntos Públicos en Alamo Area Council of Governments, en otro idioma y con otros rigores. Esto como parte del programa Community Solutions del Departamento de Estado y de IREX. Tenés 5 días para encontrar apartamento, 40 grados Celsius, armas y soldados. Todo va a estar bien. En medio de los pantanos de New Orleans me pusieron un cocodrilo –no muy grande- en mi cabeza de sorpresa, sin avisos ni señales. No podía hacer nada más que gritar y seguir gritando del terror de sentir ese frío y pesado cuerpo encima de mi cabeza. Odio los cocodrilos, las ratas y los murciélagos. Fui invitada a ver a los murciélagos salir de sus cuevas, fueron 25 millones de mamás murciélagos con sus hijos saliendo a buscar alimento. La naturaleza tiene maneras curiosas de trabajar y me di cuenta lo que ya muchos dicen, el miedo es producto de la ignorancia y entregarse a la ignorancia es un camino peligroso. La solución más saludable es entregarse al miedo, como la víctima a su verdugo.

Bracken Cave - Bat Conservation International.
Bracken Cave – Bat Conservation International.

Aunque todas estas pequeñas historias sean divertidas y bonitas como las películas de domingo por la tarde, la mayor lección la aprendí con mi bicicleta. Decidí viajar a mi trabajo en bicicleta, tenía alrededor de 10 años de no usar una y no sabía si mi condición física iba a soportar 11 km de ida y 11 km de vuelta.

Son 22 km llenos de subidas y bajadas emocionales. Hay un bosque, bellos vecindarios, perros, y muchas subidas. En el mismo camino siento que voy a conquistar el mundo y también que el mundo me está pasando por encima. Las cuestas me mantienen real y en contacto con mis debilidades.  Cuando veo una nueva cuesta, un miedo inevitable se apodera de mi y una voz que me dice “No lo vas a lograr”. Respiro profundo y agarro a la cuesta como se agarra al toro por los  cuernos, tengo que ser sincera la mayoría del tiempo la cuesta va ganando y yo voy perdiendo, pero nunca me detengo, no en el medio de la cuesta.

Siempre existe ese trayecto que te recuerda tu mortalidad, que estás hecho de aire y agua y que las dos están a punto de acabarse y que no importa las fuerzas que pensás que tenés, las rodillas están diciendo “No sos tan fuerte”, esos trayectos son los que te mantienen con los pies en la tierra y te mantienen humana. Pero cuando terminas de subir esa cuesta, te das cuenta que el camino nunca fue tan difícil como parecía ser, porque siempre las cuestas se ven muy grandes desde abajo, pero una vez en ellas sabes que sí, efectivamente, sí estabas preparada para subirla.

Brackenridge Park, San Antonio, TX.
Brackenridge Park, San Antonio, TX.

Hay que huir del veneno en las excesivas dosis del éxito continuo. No fracasar nos aleja de nuestra condición de humanos. Para sobrevivir, el único camino posible que nos queda es ser implacables con las cuestas, porque es el miedo que siento antes de subirlas lo que me da la fuerza para poder vencerlas y darme cuenta que nunca son tan imposibles como parecen ser.

*One Art,  Poema de Elizabeth Bishop

Advertisements

2 thoughts on “El fino arte de enfrentarse a una misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s