Antes de la lluvia

“We been through every kind of rain there is. Little bitty stingin’ rain… and big ol’ fat rain. Rain that flew in sideways. And sometimes rain even seemed to come straight up from underneath.”

Forrest Gump

 Las personas. Estamos hechos de las personas que conocemos.  Nos transformamos a través de los otros. Nos reconocemos en el otro y de manera fascinante aprendemos, formamos parte de su historia y creamos un entretejido complejo de vínculos que nos sostienen como seres humanos. Estar desconectado de la humanidad de los otros, nos aísla del mundo.

Personas que cambian el mundo.

Community Solutions Program 2014
Community Solutions Program 2014

Recientemente conocí a 54 personas de alrededor del mundo que luchan por sus anhelos, por lo que creen mejor para la sociedad y hacen el cambio en sus comunidades. Esas personas vienen de las culturas más diversas y su insignia es el cambio. Soñadores, con algún genio particular, y llenos de de ideas y propuestas para mejorar nuestro entorno. Estamos viviendo alrededor de los Estados Unidos, como parte del programa Community Solutions del Departamento de Estado, trabajando en organizaciones, a mi me mandaron con dos líderes a San Antonio, yo trabajo para AACOG, Iván para los Spurs: Silver&Black Give Back y Rose para Greater Edwards Aquifer Alliance. Ya saben lo que dicen, no se necesita que todo el mundo se enliste en una causa, solo se necesita una cantidad necesaria de personas, que realmente sientan pasión por una idea de cambio,  para que lo ejerzan desde su individualidad, como colectivo y conecten a sus tribus a través de las ideas. Unos logramos topar con personas tan fascinantes, como ellos, que logran cambiar la manera en cómo soñamos otros mundos. Ellos, ellas y muchas otras personas que me he encontrado han transformado  las luchas en pasiones y las ideas en posibles realidades.

La persona. Esa. La que cambia cómo asumimos el mundo. La favorita. La que te hace cometer el delito de conspirar contra el tiempo para ver cómo lo burlas solo para tener un día más y cuando te das cuenta, te encarcelan por la grave falta de intentar robarte el mañana. Yo solo he podido conocer una persona así. Es fascinante y aterrador. Es como si encontráramos la nostalgia de nosotros mismos en la otra persona, una pieza perdida, un color más del arcoíris. Pero cuando se van, ya nada es igual. Solo queda ese sonido tan particular que sucede unos segundos antes de que caiga la primera gota de una gran lluvia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s